Dalida - Tenia 18 Años (1973)

Tema en 'Decadas De Los 60's y 70's [Español]' iniciado por jortez703, 20 May 2009.


  1. jortez703

    jortez703 Donador Donador

    Registrado:
    29 Dic 2008
    Mensajes:
    6.648
    Me Gusta recibidos:
    21.423
    Ubicación:
    Mi Nicaragua
    :alone::alone::alone:
    Nota:
    CDA no es una página para descargar música. El contenido en las páginas de CDA,
    Solo se puede escuchar en línea, sin descargas ni cambios.
    Por favor absténgase de solicitar.

    * De mi propia Colección de CD's, Vinilos (45 rpm, 33 rpm), Cassettes, 8-tracks y Videos *
    Descargo de responsabilidad de copyright bajo la Sección 107 de la Copyright Act 1976,
    Se otorga una asignación por el uso justo para fines tales como la crítica,
    Comentarios, informes de noticias, enseñanza, becas e investigación.


     

    Adjuntos:


    • Tamaño de archivo:
      4 MB
      Visitas:
      89
    Última edición: 18 Nov 2019 a las 13:02
    A uvita le gusta esto.
  2. daniel ramirez

    daniel ramirez Miembro VIP Miembro VIP

    Registrado:
    19 Oct 2009
    Mensajes:
    2.139
    Me Gusta recibidos:
    228
    Ubicación:
    Coban Alta Verapaz Guatemala
  3. zootool

    zootool Miembro Activo

    Registrado:
    17 Nov 2012
    Mensajes:
    761
    Me Gusta recibidos:
    351
    Ubicación:
    Torreón Coahuila, México
    TENÍA DIECIOCHO AÑOS (Il Venait D'avoir 18 Ans)
    (Gefingal - P. Sevran - S. Lebail - P. Auriat, J. Bouchety) 1973

    La tarde que le conocí,
    Él acababa de cumplir 18 años.
    Era verano claro está,
    Y yo empezaba ya a soñar con mi pasado.

    Ante un espejo le fingí
    Que maquillaba mi nariz, para mirarle.
    Cuando me vi tan cerca de él
    Habría dado no sé qué, por conquistarle.

    Me sonrió con intención
    Y fue su edad la explicación de su victoria.
    No quiso hablarme del amor,
    Pues según él esa cuestión es otra historia.

    Me dijo: “tú me vas muy bien”
    Eres igual que la mujer de "El Graduado".
    Yo no pude resistir
    Y entre sus brazos descubrí, un sol dorado.

    Dieciocho años nada más
    Eso le hizo ser audaz más que insolente.
    Cuando llegué a despertar,
    Solo sentí la soledad indiferente.

    Por un momento pretendí
    El retenerlo junto a mí, pero no quise.
    Me dijo no has estado mal,
    Con un candor tan infernal, antes de irse.

    Entonces tuve que fingir
    Que maquillaba mi nariz,
    Para no verle y estuve a punto de olvidar
    Que yo le doblaba la edad...
     

Compartir esta página